Patrimonio y escultura

RESTAURACIÓN DE ESCULTURA EN PIEDRA ARTIFICIAL Y ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS.

La pérdida de material superficial y la erosión provocada por procesos de disolución química de la piedra, asociados a la acción del agua de lluvia y por la abrasión originada por el impacto de partículas transportadas por el viento, producen grietas o fisuras provocando a su vez perdida de fragmentos y la pátina natural de la pieza.

Para la restauración tanto de escultura como de elementos arquitectónicos se dará prioridad a los tratamientos de conservación sobre los de restauración.

La reconstrucción de volúmenes compositivos, se podrá realizar siempre y cuando haya información suficiente para ello en las zonas que se encuentren en muy mal estado de conservación.

Se respeta ante todo el original, evitando agresiones físicas, químicas o modificaciones estéticas

Se emplean siempre materiales reversibles, compatibles con el original, perfectamente discernibles, estables y de probada eficacia.